viernes, 2 de mayo de 2008

CRECE LA NARANJA

Pese al enorme fraude Pese al fraude la Lista Naranja retuvo la minoría (consagrando ocho congresales) y se impuso en veintidós talleres, entre ellos trece de los cincuenta más importantes como AGR-Clarín, Pessout, Donnelley, Transtex y Ramón Chozas; empató técnicamente otros cinco grandes como Interpack 2 y Medoro; y obtuvo un brillante resultado en varios más como Dinan 1, Buschi, IPESA, Indugraf, y Muresco. En los talleres fiscalizados y donde no encontramos irregularidades obtuvimos un importantísimo 38 %. Sólo semejante desenvolvimiento permitió alcanzar una vez más la minoría. Las victorias plebiscitarias en Interpack I y Morvillo expresan la fuerza de la organización combativa; el triunfo en AGR después de la derrota del 2004, lo mismo que la victoria en el Diario Popular, marcan la recomposición en numerosos talleres, de la mano de la Naranja Gráfica. El fraude como única estrategia En la enciclopedia virtual Wikipedia se mencionan quince formas diferentes de realizar un fraude. Ongaro utilizó once; desde la "coacción al votante" hasta la "compra de los funcionarios que controlan la elección". No hubo afiche, pintadas, ni volantes (solo un librito trucho con fotos viejas o "editadas" repartido en pocos lugares). Todo el esfuerzo del aparato estuvo puesto, primero en intentar excluirnos y luego en diseñar la trampa del 25 de abril para la que contaron con la complicidad del Ministerio de Trabajo Kirchnerista. Escondieron las urnas, cambiando todos los horarios de votación, lo que nos llevó a actuar con escribano e impugnar 47 de las 164. Pese a que, sospechando la maniobra, muchos fiscales concurrieron horas antes del horario pautado, en muchos casos "llegaron tarde". Un ejemplo aberrante es el de Zaniello, donde la urna debía abrirse a las 10 hs. y a las 5 de la madrugada "ya habían votado todos", según se le informó en la puerta a nuestro fiscal, al que la patronal y la Verde nunca dejaron entrar. El resultado fue... 74 la Verde, 0 la Naranja. Imposible según los propios trabajadores del taller. Las patronales y los padrones El papel de las patronales fue evidente. En Farmográfica el jefe de personal solicitaba ante la urna el nombre de cada votante; aún así la Naranja ganó por segunda vez consecutiva; lo mismo ocurrió en Triñanes. En AGEA-Clarín los supervisores organizaron la concurrencia a la mesa de votación incluyendo a un buen número de trabajadores de prensa. Igual anomalía se dio en Crónica. La Verde Infló o restringió el padrón según su conveniencia. En Su Papel llegaron al absurdo de intentaron hacer votar ¡Al chico que vende pan en la puerta!, quien fue frenado por nuestro fiscal que lo había visto minutos antes en sus labores. En Medoro en cambio, donde se rompió una larga tradición "verde" (quedamos 34 a 34) la interna que olfateó la tendencia Naranja obstaculizaba el voto exigiendo carnet y documento a los compañeros que conocen de todos los días, regla que pretendieron aplicar los propios Verdes del lugar en Morvillo, Interpack y otros talleres donde se avizoraba un fuerte voto Naranja. Los porcentajes En las urnas que se nos impidió controlar, los resultados son ridículos: En 25 talleres el resultado que figura para la Naranja es 0. En 10 de estos talleres el "presentismo" fue perfecto y más, como en Encuadernación Sur donde con 15 afiliados la Verde gano 18 a 0 (¡un ejemplo de participación!). En las urnas que "escaparon" a nuestra fiscalización o detectamos irregularidades nuestro porcentaje cae al 6.4%, ¡Una estafa! En las 73 urnas que logramos fiscalizar y no encontramos razones para impugnar obtuvimos un importantísimo 38%. Contando Clarín y Crónica donde fueron alterados los padrones el porcentaje es 34%. Este es el verdadero dato de la elección. La continuidad del trabajo En los meses que transcurrieron desde la puesta en pie de la lista hasta hoy, más de un centenar de gráficos se arrimaron a La Naranja a pedirnos colaboración para organizar talleres, recuperar Comisiones Internas y dotarse de la dirección necesaria para luchar por las reivindicaciones de cada lugar. Un gran eje de nuestra campaña fue la denuncia del acuerdo salarial miserable que se firmó y la exigencia de que se reabra la discusión con paritarios electos y un monto votado en asamblea general. En esa línea seguirá nuestro trabajo taller por taller y en todo el gremio. La elección demostró que si la burocracia iba dividida, como inicialmente se presentó, podíamos disputar la dirección del sindicato, no los unió el amor sino el espanto. En un nuevo escenario marcado por la enorme crisis de la burocracia, el cuadro inflacionario, el agotamiento de la política kirchnerista y la irrupción de luchas obreras, La Naranja emerge de esta campaña reafirmada como una corriente clasista de masas, compuesta por una extraordinaria juventud militante que se prepara para recuperar el sindicato.

1 comentario:

EMPLEO BASURA dijo...

MISERIA PARA DISEñADORES GRAFICOS Y PROGRAMADORES.

Se ve todos los dias en las bolsas de trabajo, en los bajos salarios y en las condiciones de explotacion y trabajo con sueldo fijo "pero sin horarios" en las agencias y estudios de diseño, asi como tambien en la situacion "en gris" o directamente en negro de los trabajadores.
Para eso hemos creado este blog en clave de humor que recoge avisos publicados francamente bochornosos.
Les dejamos el link, Gracias!

www.empleobasura.blogspot.com

Hagamos entre todos una bolsa de empleo basura!